¿Cómo preparar el té blanco?

Preparar la taza perfecta de té blanco, requiere tener muy en cuenta el tiempo de infusión y la temperatura del agua, ya que al ser un té no procesado es delicado y se deben respetar sus instrucciones de preparación. Aquí hay algunos consejos generales para preparar el mejor té blanco:

  1. Use agua fresca, pura y filtrada. El agua de manantial es la mejor.
  2. Los tés blancos se deben infusionar en poco tiempo y con la temperatura del agua media-baja, usar agua hirviendo cambia negativamente el sabor y las propiedades del té. En general, su preparación es en agua a 78-80º C durante 2 minutos.
  3. Si tu té blanco vino con recomendaciones específicas para prepararlo, úsalas. Pero usando aproximadamente 4 gramos de té de hojas sueltas por cada una taza de té estándar, debería garantizar un buen té.
  4. Cubre tu té mientras las hojas se remojan, a modo de mantener todo el calor en la taza.
  5. ¡No remojes tanto el té! Cuanto más se prolongue, más rápidamente liberará cualquier amargura. Pruebe su té después del tiempo recomendado de remojo y luego decida si le gustaría remojar un poco más.
  6. El té blanco al tener un sabor suave, es recomendado consumir siempre caliente, ya que frío no es posible percibir adecuadamente su sabor.
  7. Si deseas endulzarlo te recomendamos hacerlo con miel o endulzantes naturales como azúcar de caña, panela o stevia.

Si deseas saber más sobre el té blanco, no dudes en leer nuestra sección específica dedicada a ello, o si deseas comprar té blanco en Tea Market tenemos una amplia selección para tí.

Tipos de Té - Té Blanco - Tea Market