Historia del Té

Quizás estás disfrutando de un té ahora mismo, ¿pero te has preguntado alguna vez de donde proviene el té? Si no estas tomando uno ahora, te recomendamos que prepares uno rápido por que la historia del té es bastante más larga de lo que piensas … probablemente deberías hervir más agua, esto va a durar un rato.

Las leyendas de China e India

Según la leyenda china, la historia del té comenzó en 2737 AC, en el enigmático y lejano oriente, cuando el emperador Shen Nong, gobernante y científico, descubrió accidentalmente esta bebida.  Mientras hervía el agua en su jardín, una hoja de un árbol de té silvestre se deslizó casualmente dentro de su olla. El emperador disfrutó tanto de esta agua infusionada que se vio obligado a investigar más sobre la planta y sus hojas, descubriendo las propiedades medicinales del té durante su investigación.

Por otra parte, la historia proveniente de la India atribuye el descubrimiento del té al príncipe Bodhi-Dharma, un santo indio que fundó la escuela Zen del budismo. En el año 520, salió de la India para predicar el budismo en China. A modo de probar algunos principios zen, se comprometió a meditar durante nueve años sin dormir, pero hacia el final de su meditación, se quedó dormido. Al despertarse, estaba tan avergonzado que cortó sus párpados, tirándolos al suelo. La leyenda dice que una planta de té surgió en el lugar santificando su sacrificio.

historia del té - leyenda

Su popularización en el Lejano Oriente

Cualquiera que sea la leyenda, es difícil rastrear las raíces originales del té. Es probable que la planta de té se originara en las regiones del suroeste de China, el Tíbet y el norte de la India. Los comerciantes chinos pudieron haber viajado a menudo por estas regiones y se encontraron con personas que masticaban hojas de té con fines medicinales.

Pero no fue sino hasta que la dinastía Tang (618-907) generalizó y popularizó el consumo de esta bebida en China. Es más, un impuesto específico al té impuesto por el gobierno evidencia la creciente popularidad de la bebida, y fue en este momento que el té fue reconocido como la bebida nacional de China.

Posteriormente, durante la dinastía Tang, el monje budista Lu Yu (733-804) compuso el tratado Ch’a Ching o “Tratado Clásico del Té”. En él se describen los diferentes tipos de té, sus usos, la preparación y los beneficios de beberlo. Más importante aún, permeó los escritos con una estética espiritual que reflejaba los pensamientos religiosos budistas, taoístas y confucianos de la época. Estas enseñanzas se centraron en una ceremonia tradicional del té, que sirvió como una metáfora para expresar la armonía y la simplicidad que se transmitía por todo el universo.

Finalmente, los siglos venideros fueron conocidos como la época “romántica” del té, liderado por la dinastía Sung (960-1280 DC). Durante este período, la cultura china del té influyó significativamente el arte, la política y la religión en el Lejano Oriente.

historia del té - oriente

La entrada a Japón

Alrededor de principios del siglo noveno, un monje budista japonés llamado Saichō introdujo el té en Japón. Mientras estudiaba en China, Saichō descubrió la bebida y trajo consigo semillas para crecer la planta en su monasterio. Con el tiempo, otros monjes siguieron su ejemplo, y pronto surgieron pequeñas plantaciones de té en monasterios aislados. Sin embargo, debido al aislamiento de estas plantaciones, la popularidad del té en Japón no floreció hasta el siglo XIII.

El método más popular para preparar té consistía en moler las delicadas hojas de té verde en un polvo fino utilizando un molino de piedra. Este polvo, llamado Matcha en Japón, fue un precursor de la tradicional ceremonia del té japonesa (“Chanoyu”), y fue popularizado por el monje Zen Eisai. El Matcha se prepara con batidoras hechas de bambú (“chasen”) y se sirve en cuencos hechos a mano (“chawan”).

historia del té - japón

El nacimiento de las costumbre modernas del Té

No fue hasta la dinastía Ming (1368-1644 DC) que el té se empezó a preparar sumergiendo las hojas en agua En lugar de comprimir las hojas de té en ladrillos, o molerlas en un molino de piedra, las hojas de té se secaban, enrollaban y luego calentaban en woks de hierro para detener el proceso de oxidación. Este nuevo método eliminaba la necesidad de utilizar  un batidor “Chasen” en la preparación.

Fue un monje chino quien trajo este nuevo té enrollado a Japón durante un viaje en el siglo XVII. Poco después, un comerciante de té en Kyoto llamado Soen Nagatani inventó un nuevo método japonés de cocción y secado del té verde. Este nuevo tipo de té fue conocido como Sencha y ahora es un pilar en la cultura del té japonesa.

El descubrimiento del Té en el Occidente

Comerciantes, misioneros y exploradores que viajaban de ida y vuelta entre Europa y el Oriente se vieron expuestos a las tradiciones del té chinas y japonesas. Más tarde, se alude el descubrimiento de té por parte de la cultura occidental a Marco Polo, en sus escritos de viajes sobre el Este.

Sin embargo, el té no hizo realmente un gran impacto en el Occidente hasta el siglo XVII, cuando los comerciantes holandeses entraron al panorama del comercio en 1610. Ese año, los primeros envíos de té japonés y chino llegaron a Europa a través de los barcos de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. El té también llegó a Rusia de manera temprana a través de la famosa Ruta de la Seda. La popularidad del té se extendió rápidamente en ciudades como Amsterdam, París y Londres, y  su alto precio limitó el consumo a las clases reales y aristocráticas. El consumo del té, una novedad en ese momento, permitía a los ricos en participar experiencias de “aventuras orientales” durante la era de la exploración y el descubrimiento.

historia del té - holandeses

El nacimiento del amor del té en Inglaterra

Los ingleses no aceptaron el té de inmediato en su cultura. El café siguió siendo la bebida preferida en las casas de café, frecuentadas principalmente por hombres. La moda del té comenzó lentamente con las mujeres de la época, que percibían el té como una bebida elegante. No fue sino hasta 1657 que se abrió la primera tienda de té en Inglaterra, dirigida por Thomas Garraway. La tienda vendió té importado por los holandeses y contribuyó al aumento de su popularidad en los cafés de Londres.

La bebida ganó más legitimidad cuando Carlos II se casó con Catalina de Braganza, perteneciente a la realeza portuguesa. Ella adoraba el té e introdujo el concepto de la Hora del Té en la corte real. Poco después, un competidor clave para los holandeses, la British East India Trade Company, estableció su primer proveedor en el Este al asegurar una fábrica de té en Macao.

historia del té - Inglaterra

La British East India Trade Company y el Monopolio del Té

A principios de 1700, la British East India Trade Company se estableció como la potencia comercial dominante y monopolizaría el comercio de té con China e India. Esta Compañia actuaba como una extensión del brazo imperial de Inglaterra, ejerciendo un poder político significativo, y ayudando a crear un imperio británico rico y poderoso. Esto no solo incluía el intercambio del té, sino también el derecho de anexar tierras, dirigir tropas y dictar leyes británicas.

Los británicos explotarían el comercio de té con fines de lucro y poder político durante el próximo siglo. Sin embargo, el cambio geopolítico que involucró a las nuevas colonias estadounidenses en el extranjero y la Guerras Franco-India comenzó a amenazar la posición privilegiada de la Compañía. Además, la Compañía lucharía debido a la mala gestión financiera, la corrupción y el crecimiento de las operaciones del contrabando de té.

La propagación del Té en India

A pesar del dominio del British East India Trade Company, China siguió siendo la principal fuente de té para la demanda occidental hasta mediados del siglo XIX. Buscando descubrir los secretos del cultivo del té y acabar con su dependencia del té chino, el British Tea Committee envió a Robert Fortune, un botánico inglés, a una misión secreta en China. Disfrazado de comerciante chino, viajó por todo el país aprendiendo sobre técnicas de cultivo y procesamiento. Más importante aún, volvió con muestras de té y trajo consigo expertos chinos en té, quienes desempeñaron un papel importante para permitir la plantación y experimentación de té británico en India.

Alrededor de 1823, un comandante del ejército británico llamado Robert Bruce se topó con arbustos de té indígenas que crecían en la región noreste de Assam, India. Con este descubrimiento del té, la British East India Company aprovechó la oportunidad para experimentar con el cultivo del té en diferentes regiones de la India. Un empleado de la compañía, el Dr. Campbell, plantó semillas de Té Darjeeling por primera vez en su jardín en Beechwood, Darjeeling. La plantación tuvo tanto éxito que en 1847 el gobierno británico comenzó a desarrollar una gran cantidad de plantaciones de té en la zona. Esto marcó el comienzo de una nueva y floreciente industria del té en la India y el final de la dependencia del té chino.

historia del té - india

El Boston Tea Party y el fin del British East India Trade Company

Al igual que Europa, el té llegó a Estados Unidos a mediados del siglo XVII a través del asentamiento holandés de Nueva Ámsterdam. La colonia fue capturada por Inglaterra en 1664 y cambió su nombre a Nueva York, donde el comercio del té floreció entre las mujeres coloniales y los colonos ricos.

Al mismo tiempo, el British East India Trade Company había convencido al Parlamento Inglés que aplicara fuertes impuestos sobre el té a través de la Ley del Té, a modo de reforzar su posición financiera en declive. Esto les permitió enviar té libre de impuestos directamente a los colonos y obtener ganancias al excluir a los comerciantes coloniales.

Esto creó un tenso ambiente político en las Américas, que resultó en descontento y en la popularización del término “no hay tributación sin representación” entre las colonias. Las tensiones políticas llegaron a su clímax con el Boston Tea Party, cuando los colonos protestaron por los altos impuestos de Inglaterra vistiéndose de nativos americanos y vertiendo té en el agua de los barcos comerciales de la Compañía.

La Revolución Americana que siguió en 1776 puede haber complicado a la Compañía, pero aún así logró sobrevivir debido a su inmenso tamaño. Sin embargo, Richard Twining y miles de comerciantes de té independientes organizaron una campaña para revelar las prácticas corruptas de la Compañía y presionaron al gobierno inglés para que pusiera fin a su monopolio. Esto causó que la Compañía finalmente se derrumbara en 1874.

historia del té - boston tea party

La historia del comercio del Té Americano

Las naves estadounidenses comenzaron a importar té directamente de China en la década de 1850 a raíz de la caída del British East India Trade Company. Después de la eliminación de los Actos de Navegación, que dictaban que todo el té debía enviarse directamente desde Inglaterra, los barcos estadounidenses rápidamente se convirtieron en el método preferido para transportar el té. Estas naves elegantes y veloces, rápidamente sustituyeron las naves británicas más lentas, trayendo los mejores tés para ser comercializados.

Innovaciones del Té en América: el Té Helado y  las Bolsas de Té

Durante el siglo XIX, el consumo de té jugó un papel importante en la vida social, y nuevas tradiciones del té comenzaron a desarrollarse en los Estados Unidos a medida que crecía la popularidad de la bebida.

El Té Helado se originó en la Feria Mundial de 1904 en St. Louis, Missouri. Un comerciante de té extranjero tenía la intención de proporcionar a los visitantes muestras de té caliente gratis. Sin embargo, debido al clima inusualmente cálido, no fue un gran éxito. Para promover las ventas, le pidió a un vendedor de helados cercano algo de hielo, el cual vertió en el té preparado. Así nació la tradición estadounidense del té helado. Hoy en día, el té helado representa alrededor del 80% del total de las ventas en el mercado del té en Estados Unidos.

Por otra parte, las bolsas de té originalmente eran de muselina o de seda y hechas a mano. Las patentes para bolsas de té existían ya en 1903, sin embargo, un comerciante de té de Nueva York, Thomas Sullivan,  se le atribuye a menudo la creación del primer concepto de bolsas de té comerciales, muy parecidas a las que usamos hoy.

historia del té - americano

El té hoy en día

El té es la bebida más popular del mundo después del agua. En Tea Market, nos enorgullecemos de continuar con las tradiciones de té de siglos de antigüedad, recordando el pasado de la mejor forma que sabemos hacerlo, ¡tomando un delicioso té!. Es por ello que en Tea Market ofrecemos una amplia selección para que encuentres el perfecto para tí. ¿Que sera tu próxima compra …. té verde, té negro, una tisana?